¿Qué es el jabón?

Primero lo primero, los jabones son el producto de una reacción química llamada saponificación. Durante esta reacción una base alcalina (NaOH o KOH) modifica la estructura de los aceites (coco, oliva, palma, castor, etc) y forma jabón y glicerina. Los aceites de por sí son hidrofóbicos, le huyen o no mezclan con agua (¿recuerdas el refrán “como agua y aceite”?) y para convertirlos en jabón necesitamos un químico fuerte que rompa su estructura y la cambie: lejía/sosa/naoh/soda cáustica. -todos son nombres comunes para el mismo químico.

Foto: Google

 

La lejía se “activa” con agua, leche, jugo, o cualquier otro líquido y crea una reacción exotérmica (libera calor). Al nosotros mezclar la lejía “activa” y los aceites, estos reaccionan entre sí y nos dan un compuesto nuevo. Antes el aceite y el agua no se podía mezclar, ahora gracias a la lejía, se mezclan para traernos moléculas de jabón que tienen un lado hidrófobico (gracias a los aceites) y un lado hidrofílico (gracias al agua).

El lado hidrofóbico de las moléculas de jabón es el que atrapa/atrae aceites y grasas. En nuestra piel los aceites y grasas son los que retienen o acumulan bacterias y suciedad. El jabón, al tener dos lados, atrapa esos aceites y los “pega” del agua con la que nos enjuagamos, algo así como imán, y permite removerlos dejando nuestra piel limpia.

Nosotros los jaboneros utilizamos una calculadora especial que nos muestra qué cantidad de lejía (base alcalina) necesitamos para convertir nuestros aceites en jabón sin afectar tu piel.  Aquí es donde ocurre la magia, hay combinaciones infinitas de aceites que nos dan jabones completamente diferentes. Todos funcionan igual, atrapan y remueven aceites y suciedad pero se comportan diferente.

Calculadora: Soapmaking Friend

 

Aquí es donde entran la química y todos esos años que recomendamos de estudios, experimentos, y research. Ésta combinación de aceites nos da un jabón con muchas burbujas pero poco rendimiento (duración), ésta otra combinación nos da barras gentiles pero muy blandas, ésta otra nos trae un jabón con mucho rendimiento pero poca suavidad...

Como jaboneros pasamos horas, días, semanas, y meses trabajando en formular nuestras recetas balanceadas y “perfectas” . Podemos controlar hacia qué tipo de piel va dirigido el jabón, ¿tienes piel grasa? necesitas un jabón con nivel de limpieza moderado pero que no sea abrasivo. ¿Tienes piel sensible? necesitas un jabón formulado con cuidado, nivel de limpieza bajo, sin aditivos irritantes.

No podemos, o mejor dicho, no estamos autorizados a recetar jabones para condiciones de la piel, ni podemos otorgarle propiedades curativas a nuestros aditivos ni barras. Pero, si podemos formular una barra de jabón que no empeore o agrave las necesidades o condiciones de tu piel.

¿Por qué no estamos autorizados?

Al hablar de nuestro producto y otorgarle cualidades y/o beneficios curativos, deja ser un jabón regular y se convierte en un jabón medicado. Como todo medicamento, necesita cumplir con medidas de seguridad y etiqueta bajo la FDA.

¿Qué significa esto?

Simple, esto significa que para poder vender y fabricar jabones o productos medicinales tu taller o espacio debe cumplir y seguir medidas de seguridad y salubridad que cumplan con la FDA. Necesitas registrarte e inspeccionar tu espacio para asegurarte de que cuenta con todas las herramientas en caso de accidentes/derrames, que tus ingredientes cumplen con la calidad que ofreces, que tus etiquetas tengan ingredientes, instrucciones, y las advertencias necesarias.

¿Por qué?

Por la seguridad del consumidor. ¿Te imaginas estar enfermo y comprar una medicina que no sabes dónde se elaboró, si tiene efectos secundarios, si sus ingredientes están correctos, si el lugar donde se trabajó está limpio o es seguro? ¿Has visto esos documentales sobre la industria de maquillaje donde encuentran contaminantes en los productos? Para esto están estas medidas, para protegerte como consumidor y asegurarte que recibes lo que te están ofreciendo.


¿Conocías sobre la función del jabón? , ¿habías leído sobre las regulaciones de la FDA y por qué es tan importante seguirlas?

 

Si te interesa aprender más sobre jabón artesanal, déjamelo saber en los comentarios.

4 comments

Edda

Súper! siempre explicando claramente información valiosa!

Nashalie

¡Me encantó! Todo muy bien explicado, fue interesante y super informativo. Hasta me quedé con las ganas de seguir leyendo.

Isabel González

Excelente artículo, explicación clara y profesional.

Norma

Excelente artículo.

Leave a comment